A todos nos suenan los Looneys y las muchas animaciones que Warner Bros ha creado, ¿pero conocías a la empresa que había detrás de ellos?

Time Warner ha sido una compañía llena de dramas, matrimonios y divorcios empresariales, y las crisis y traiciones que ha tenido que superar no son pocas

¿Te gustaría conocer su historia y cómo ha sobrevivido hasta día de hoy?

Un mal comienzo

Los comienzos de lo que sería esta compañía ya fueron turbulentos fundándose en 1972 tras perder a su antiguo dueño.Warner Communications había salido de una compañía de parkings disuelta tras un escándalo financiero, y sería la matriz de otras empresas como Warner Bros, DC Comics y Atari.

Precisamente Atari supuso una de las mayores fuentes de ingresos de la empresa en sus inicios, ya que esta compañía de videojuegos estaba creciendo muchísimo.

Sin embargo, en 1983 el mercado se empezó a saturar de consolas y videojuegos, y sumado al interés que los ordenadores personales estaban despertando, Atari entró en crisis junto a Warner Communications.

Compañía Time al rescate

Fue en este momento en el que una empresa llamada Time aprovechó para adquirir a Warner ofreciéndole un trato.

Time estaba liderando la industria de la publicación de libros y revistas, con activos en sistemas de televisión por cable como HBO. Por su lado, Warner Communications era un reconocido productor de películas con una gran red de televisión por cable, y juntos podrían crear una mega-compañía de entretenimiento y medios de comunicación.

La unión parecía el matrimonio perfecto, pero un amante celoso e inesperado aparecería para detener la boda.

Resulta que Paramount Communications era una empresa rival de Warner que llevaba tiempo compitiendo contra ella, y se vio amenazada ante lo que esta fusión podía suponer.

Para evitar la boda, Paramount hizo una oferta a los accionistas de Time por valor de 12 mil millones de $, en la que se comprometía a pagar 200$ por acción cuando estas solo valían 120. Es decir, Paramount pretendía comprar a Time antes de que esta pudiera adquirir a su rival.

Cuando los directivos de Time vieron lo que Paramount pretendía se llevaron las manos a la cabeza, y consiguieron actuar lo suficientemente rápido para bloquear la compra.

Con el temor de que Paramount decidiera en su lugar tratar de adquirir Warner, los directivos de Time decidieron subir su oferta original, y comprar a Warner por casi 15 mil millones de $.

Paramount en un último intento por bloquear la compra llevó a Time a los juzgados, pero estos le acabaron dando la razón a Time. Al final, Warner Communications y Time se fusionaron en 1990, resultando en Time Warner.

El crecimiento de Time Warner

Con el paso de la década la nueva compañía siguió adquiriendo otras empresas, y poco a poco haciéndose más grande.

En 1996 por ejemplo, Time Warner se fusionó con Turner Broadcasting System, una empresa dentro de las telecomunicaciones que reforzó su televisión por cable. Warner Bros le había vendido los derechos de todas sus películas antes de los 50 para pagar una deuda pasada, y con esta fusión por fin los recuperaba.

Además, Time Warner ahora dispondría de la CNN bajo sus marcas, que junto a HBO y Warner Bros la hacían una de las empresas más poderosas del sector.

¡Matrimonio empresarial de 165 mil millones!

Tan bien iban las cosas que en enero del año 2000 el portal de noticias American Online anuncia su intención de adquirir parte de la empresa. La oferta consistía en que AoL adquiriría el 55% de Time Warner, lo que en la práctica le daba el control mayoritario de la compañía.

¿Qué cuál era el precio de la compra? Pues nada menos que 165 mil millones de $, haciéndola una de las mayores adquisiciones empresariales de toda la historia. Si ajustáramos la cantidad a la inflación de hoy, el precio de esta compra sería de 240 mil millones. Desde luego, la boda no iba a ser barata.

La razón de que el reparto de acciones estuviera a favor de AoL se debía a que el portal estaba cotizando increíblemente bien en bolsa, lo que le daba más poder de negociación a pesar de que Time Warner tuviera muchos más ingresos y activos. Aun así, el trato favorecía a ambas partes.

Time Warner llevaba tiempo buscando una forma de subirse a la revolución de Internet que tanto crecimiento había llevado en los últimos años, mientras que AoL quería convertir su cotización en bolsa en activos tangibles.

Fue así como ambas empresas acabarían fusionándose y creando AoL Time Warner. Esta nueva empresa juntaría a los mandos directivos de ambas compañías que se considerarían como “iguales”, haciendo que hubiera por ejemplo varios directores de operaciones.

Los problemas de la nueva fusión

La unión hizo que todo el mundo estuviera ilusionado, pero tras la luna de miel los recién casados empezaron a tener problemas. Problemas muy graves.

Resulta que poco después de la fusión, la rama de AoL empezó a perder cuota de mercado a gran velocidad, debido sobre todo al auge de los proveedores de ancho de banda. Sin embargo, lo peor fue el estallido de la burbuja de las punto-com.

En apenas unos meses el valor de AoL cayó un 90% en bolsa, arrastrando a su nuevo compañero con él. Tan mal estaban las cosas que AoL Time Warner reportaron pérdidas de 99 mil millones de $ en 2002, la mayor pérdida anual registrada por cualquier empresa de la historia hasta entonces.

Los directivos de las antiguas dos empresas empezaron a recriminarse los unos a los otros, y en menos de un año la junta cambió por completo. Además, las divisiones de AoL y Time Warner eran independientes y apenas interactuaban entre sí. Casi parecía que fueran dos empresas diferentes, y ambos bandos no dejaban de enfrentarse.

La separación de AoL Time Warner

A pesar de varios intentos por mejorar la relación, las tensiones entre ambos grupos no paraban de crecer, y el divorcio era cada vez más evidente. La empresa volvió a su nombre anterior de “Time Warner”, y en 2009 se desharía de la división de AoL.

Time Warner decidió entonces centrarse en la televisión con empresas como HBO y Warner Bros, adquiriendo además a otras compañías de la industria. Como parte de esta decisión, Time Warner se separaría en 2014 de la antigua Time, haciendo que esta se centrara de forma independiente en el negocio de la imprenta.

Sin embargo, Time Warner no conseguía despegar a pesar de estas decisiones, debido sobre todo a que las deudas que había adquirido en su etapa con AoL aún le pesaban.

Fue entonces en 2016 cuando el gigante de las telecomunicaciones AT&T le ofreció a Time Warner comprarla por 108 mil millones de $, trato que incluía además su deuda.

Time Warner aceptó el trato, pero este tenía que pasar la revisión del departamento de justicia estadounidense, con el cual se vio con problemas.

Parte de estas dificultades se debían a la magnitud de esta compra, y otra parte a que el recién nombrado presidente Donald Trump se negaba a ella. La CNN había sido muy crítica con la campaña electoral del presidente, y Trump no confiaba en que esta cadena estuviera en manos de una empresa tan grande.

Finalmente, en junio de 2018 y tras dos años batallando en los juzgados, AT&T adquirió a Time Warner. A partir de entonces la empresa pasaría a llamarse WarnerMedia, y permanecer como división de AT&T hasta día de hoy.

WarnerMedia ya está creando nuevos planes para seguir creciendo, y ha anunciado el lanzamiento de un servicio de vídeo en streaming pensado para finales de 2019. En él pretende incluir todas las marcas de entretenimiento que la compañía tiene, y perseguir a Disney, Netflix y Amazon en la carrera por este negocio.

Desde luego Time Warner ha sido una empresa llena de dramas, fusiones y separaciones, que ha conseguido sobrevivir hasta día de hoy. Solo el tiempo dirá si su nueva relación con AT&T será positiva. Ambos ya están trabajando por hacerla crecer.

Lecciones principales:

Diversifica tus fuentes de ingresos: Durante sus primeros años Warner Communications dependía demasiado de Atari, y cuando la crisis de los videojuegos de 1983 llegó a EE.UU. todo el conglomerado sufrió. Diversificar nuestras fuentes de ingresos es la mejor forma de evitar riesgos con nuestras empresas.

Establece roles claros con tus socios: Cuando AoL y Time Warner se fusionaron lo quisieron hacer como “iguales”, con varios directores de operaciones y duplicidades de ejecutivos que ralentizaban la toma de decisiones. Establecer roles claros en nuestras empresas es fundamental para avanzar con rapidez, y evitar disputas de ego muy probables en casos en los que por ejemplo hayan dos CEOs.

Crea una buena cultura empresarial: el ambiente y la cultura de empresa de AoL Time Warner era horrible, ya que habían grandes tensiones entre los grupos de las anteriores empresas tras la burbuja de las puntocom. Si no cuidamos el ambiente en el que trabajan nuestros empleados la productividad y nuestros resultados a largo plazo se van a resentir.


CURSO VIDEOMARKETING: Empezar Aquí

Sigue a Euge en su Instagram de @euge.oller

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ