Estamos acostumbrados a asistir a clases presenciales, con contenidos obligatorios y profesores sin pasión por lo que hacen, ¿crees que es posible cambiar esto?

El futuro de la Educación:

Emprende Aprendiendo es una academia que nació con la misión de cambiar la educación empresarial, y ayudar al máximo número de personas a través del conocimiento.

¿Cuál ha sido su historia y cómo ha impactado a millones de personas?

Todo comienza con Euge Oller, un emprendedor con una espina clavada en su paso por la universidad. La educación que había tenido no había impedido que sus emprendimientos fracasaran, y no se explicaba cuál había sido el fallo.

Euge sentía una gran pasión por la enseñanza, el desarrollo personal y el mundo de la empresa, y sabía que algún día cambiaría la forma de educar.

Resulta que mientras fracasaba con unos proyectos y otros tenían más éxito, el canal personal de Euge estaba creciendo mucho. Desde hacía años, llevaba tiempo subiendo contenido a YouTube de temas muy variados como la autoayuda, la psicología o el desarrollo personal.

Euge además ya había creado varios cursos en Internet con FlashLibros como estrella, y estaba pensando en enseñar sobre su otra pasión; el emprendimiento. Sin embargo, se encontró con problemas que no esperaba.

Cuando en su propio canal personal quiso subir contenido de empresa, se dio cuenta de que no funcionaba. Las personas que le seguían allí buscaban contenido sobre desarrollo personal, y no veían el de empresa.

Por otro lado, Euge tenía miedo de que todo lo que había aprendido con sus emprendimientos solo le sirviera a él. Tenía que probar que los conocimientos de sus fracasos y de los mentores que había tenido servían a otros emprendedores.

Es así como comenzó una etapa en la que invirtió e hizo de consultor a otros emprendedores. Mientras preparaba lo que sería su futura academia, Euge estaba testando que lo que había aprendido ayudaba a crear empresas.

Con esta seguridad de que sus conocimientos servían a otros, había llegado el momento de fundar un nuevo canal y una academia aparte en la que sus seguidores buscaran contenido de empresa. Era el nacimiento de Emprende Aprendiendo.

Los casos Empresariales

Aunque Emprende Aprendiendo pretendía ser una academia que impactara a millones de personas, por aquel entonces Euge no lo sabía seguro.

No tenía sentido que empleara cientos de horas en crear cursos y gastar dinero para promocionarlos si no sabía si iban a funcionar. Es por ello que Emprende Aprendiendo comenzó siguiendo la filosofía que él mismo predicaba; lanzando un producto mínimo viable.

Por si no lo conoces, un producto mínimo viable no es más que un prototipo de tu producto, que tiene como objetivo comprobar si va a funcionar. En vez de crear un mega-curso de emprendimiento desde el principio, Euge empezó creando casos de empresa, que iban a comprobar si había interés en el emprendimiento.

Es así como a mitad de 2017 Emprende Aprendiendo lanza el caso de Zara, el primer caso de empresa gratuito de la academia. Zara fue la primera empresa que Emprende Aprendiendo analizó y publicó en redes sociales, y para sorpresa de todos viralizó.

Euge y su socio esperaban llegar a los 100 000 suscriptores en su canal de YouTube tras un año, pero en menos de 3 meses ya habían llegado a esa cantidad. Los casos de empresa seguían teniendo más y más éxito, y había llegado el momento de acelerar todo.

Si Euge quería dedicarse a crear cursos y a la parte de marketing tenía que delegar los casos de empresa, y montar un equipo que le ayudara a tirar del proyecto. Él iba a ser la voz del caso para crear marca, pero serían otras personas quienes hicieran el guion, editaran y distribuyeran el contenido.

Además, Euge tenía claro que Emprende Aprendiendo no era solo un canal de YouTube, sino una academia. Esto fue algo que dejó claro desde el principio, ya que sabía que si no acostumbraba a sus seguidores a verla como una empresa, luego crearía rechazo al tratar de vender sus productos.

Estrategia de Marketing

Emprende Aprendiendo iría atrayendo a mucha gente con sus casos gratuitos y los enviaría a la academia. Allí, los seguidores del canal podrían dejar su email a cambio de más contenido y un taller gratuito de emprendimiento. Esa lista de emails fue luego muy valiosa para la academia, ya que dieron el empujón inicial a sus cursos de pago.

Sus primeros cursos

El primer producto que Emprende Aprendiendo lanzó fue Sílex, un curso en el que Euge mostraba todo lo que había aprendido en su camino como emprendedor. Allí volcaba todas las enseñanzas de sus fracasos, los conocimientos de todos los libros de empresa que había leído, y lo que había aprendido ayudando a otros emprendedores.

Sílex acabó siendo un éxito, y a él le siguieron más cursos. Con UpGrade, Euge cumplía su sueño de educar a través de casos potentes, con documentales que iban más allá de las historias contadas en YouTube. Más tarde lanzaría Sesgado, el primer curso de marketing de la academia, que iba a acelerar las ventas de empresas establecidas.

Emprende Aprendiendo ya empezaba a ser un proyecto sólido, y justo entonces pasó algo asombroso.

Resulta que Sílex había encantado tanto a la gente que se había convertido en una productocracia. Muchas personas recomendaban el curso a otros, facilitando mucho el marketing que la academia hacía del curso. Pero lo curioso era que lo que más había gustado del curso eran 10 audios con marcos mentales que aparecían al final.

Euge se dio cuenta de que estos audios tenían un potencial enorme, y que podían cambiar la vida de quienes los escucharan. Decidió crear 20 audios más y juntarlos con los anteriores en un programa aparte, creando los audios de Mentalidad de Emprendedor.

Lo mejor de este curso iba a ser que iba a estar disponible para el máximo número de personas, con un precio mucho más barato que los otros. De esta forma, los seguidores del canal podrían probar este primer producto a bajo coste, confiar en el potencial de la academia, y ascender en una escalera de valor hacia otros cursos más caros.

Ventaja competitiva

Emprende Aprendiendo iba de maravilla, pero había algo que seguía preocupando a su fundador. Euge veía como en el mercado estadounidense estaban apareciendo muchos canales en inglés hablando sobre empresas, con casos muy similares a los que Emprende Aprendiendo trataba.

Si un número elevado de estos canales traducía su contenido en español o si otros canales hispanohablantes decidían tratar los mismos casos, Emprende Aprendiendo peligraba. La academia necesitaba destacar su contenido gratuito de alguna forma, e ir más allá de contar simplemente las historias de empresas.

Es así como Emprende Aprendiendo empezó a contratar a personas que hubieran pasado por su academia, y fueran capaces de escribir guiones de mucho valor.

Los casos de empresa ya no iban a ser solo historias, sino que iban a tener en su interior muchas enseñanzas. Los vídeos seguirían entreteniendo, pero también harían que la gente aprendiera sin que se diera cuenta. Esto iba a destacar a Emprende Aprendiendo sobre el resto de canales.

Escalando la empresa

Es en ese momento en el que Emprende Aprendiendo decide que había crecido lo suficiente para llevar la empresa a un nuevo nivel. Hasta entonces, la compañía había seguido un modelo de empresas descentralizadas con la mayoría de colaboradores externos, pero esto había traído problemas.

Resulta que encontrar y mantener al talento que requería la empresa a distancia se había vuelto complicado. La mayoría de freelancers funcionaban bien cuando las tareas eran sencillas, pero era difícil encontrar a personas cualificadas para las más complejas.

Además, a distancia era complicado transmitir la cultura y los valores de la empresa para motivar a estos trabajadores, y esto causaba que constantemente hubiera que cambiarlos.

Euge junto a su socio decidieron entonces alquilar unas oficinas, y traer a un núcleo de personas comprometidas con el proyecto. Este equipo dirigiría las actividades principales de la empresa, y delegaría las actividades más secundarias a colaboradores externos.

Emprende Aprendiendo siguió creciendo, decidiendo que había llegado el momento de expandir sus cursos. Euge podía dar formaciones hasta cierto límite, pero si la empresa quería seguir ayudando al máximo número de personas tendría que traer a nuevos profesores.

Es así como la academia lanza Smack y Alcance, cursos en los que por primera vez Euge no era el único profesor. Emprende Aprendiendo podía enseñar de muchos más temas de esta forma, pero este modelo pronto trajo sus problemas.

Resulta que traer a los mejores profesores en su campo estaba resultando complicado. Había profesionales que se les daba genial ejecutar estrategias en sus trabajos, pero a la hora de enseñar no sabían ni cómo transmitir esos conceptos ni cómo empatizar con los alumnos.

Otros buenos profesores no tenían el incentivo suficiente, ya que tenían sus propios proyectos o sus propias academias. Además, el modelo de monetización en el que compartían un % de los ingresos con los profesores se hacía insostenible a largo plazo.

Un nuevo enfoque

Emprende Aprendiendo decidió que iba a enfocarse de momento en sus propios productos, continuando Euge como profesor de la academia hasta que encontraran otro modelo. Sin embargo, este sería pronto un gran problema para la empresa, y acabaría por convertirse en la mayor vulnerabilidad de Emprende Aprendiendo.

Resulta que Euge acababa de volver de un viaje y al día siguiente tenía que grabar un caso. Durante el tiempo que había estado fuera se habían acumulado guiones, y debía dejar listo el audio para el caso de esa semana.

Al día siguiente, estaba resfriado. Se había quedado casi afónico, y no le salía la voz para grabar el guion. Pasaron dos días y Euge seguía incapaz de narrar el caso, y temía romper la promesa que había hecho a su audiencia de lanzar un caso cada semana.

Al final, fue capaz de grabar el guion, pero no se le olvidó la angustia que pasó de no saber si lo lograría. Y fue entonces cuando se dio cuenta de que él era la mayor vulnerabilidad de Emprende Aprendiendo.

Euge estaba siendo un cuello de botella para toda la academia, ya que todo giraba a su alrededor. Él solo podía grabar un número limitado de casos a la semana, y daba igual la cantidad de escritores que hubiera que siempre limitaría el contenido.

No solo eso, si a él le pasaba algo todo el proyecto se venía abajo. Tanto si decidía dejar la empresa, como si tenía un accidente y no podía seguir allí, Emprende Aprendiendo terminaba donde acababa Euge.

De la misma forma que ser padre no te da el derecho de matar a tu hijo, fundar una empresa no te da el derecho a matarla. Euge tenía que ser una pieza tan sustituible como el resto del equipo, y otras personas tenían que ser capaces de hacer su trabajo.

¿Que le depara el futuro?

Este es precisamente el punto donde ahora se encuentra Emprende Aprendiendo. Hasta ahora, toda la empresa ha dependido de su fundador, de que grabara los casos, de que apareciera en público, y de que hiciera los cursos. Pero si Emprende Aprendiendo quiere ser un proyecto que perdure años y años, esto ha de cambiar.

Euge ya no va a ser la única persona grabando los casos, ni mucho menos el único profesor. Emprende Aprendiendo seguirá formando hasta donde pueda, y traerá los cursos de los mejores profesores de empresa a su comunidad.

En el camino, la academia se convertirá en una máquina de generar contenido gratuito para todos sus seguidores. Ya no habrá solo una voz que limite la producción de contenido, sino que podrá lanzar vídeos a diario que entretengan mientras siguen educando sobre empresa. Y este es solo el principio.

Emprende Aprendiendo es solo una de las empresas bajo el conglomerado de KISSMIND, compañía que ya envuelve a proyectos como FlashLibros y Leader Summaries, entre otros. Todas estas empresas están cambiando el mundo a su manera, y revolucionando lo que entendemos como educación.

Quién sabe si el Euge que estaba aún en la universidad conocía que llegaría aquí con sus empresas. Emprende Aprendiendo está a punto de comenzar una nueva etapa, y tú ya estás formando parte de ella.


CLASE GRATIS: Empezar a Emprender AQUÍ

Sigue a EmprendeAprendiendo en su Instagram de @emprendeaprendiendo

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ