Larry Page es nada menos que la mente maestra detrás de Google. La exitosa compañía que co-fundó junto a Sergey Brin le ha puesto entre los más ricos y poderosos del mundo, con una fortuna de 56 mil millones de dólares. ¿Cuál es la historia de este extraordinario emprendedor?

Su primer contacto con la tecnología

Larry nació en Lansing, Michigan, en 1973. Sus padres fueron un factor muy importante en su desarrollo desde la edad más temprana, y a los 2 años ya lo habían ingresado en una escuela privada en la que estuvo hasta cumplir los 6 años. Precisamente a esta edad tendría su primer contacto con la tecnología.

Sus padres eran profesores universitarios de computación, algo que fue muy beneficioso para Larry. La flexibilidad de sus empleos les permitió invertir bastante tiempo en sus hijos, que además se criarían en una casa repleta de ordenadores, revistas y libros de ciencia.

Larry pasó mucho tiempo leyendo y experimentando con cuanto había a su alrededor, lo cual sin duda estimuló su creatividad. Ya a los 12 años, sabía que quería ser un inventor.

En aquel tiempo había leído la biografía de Nicola Tesla, a quien admiraba mucho; sin embargo, notó que este había fracasado al final de su vida al no poder comercializar sus inventos. Larry entonces no solo se interesaría en la invención de tecnologías, sino también en los negocios; sabía que en algún momento iniciaría su propia compañía.

Al terminar la secundaria, siguiendo los pasos de sus padres, entró en la Universidad de Michigan. De allí se graduaría con honores en ingeniería de computación.

Durante esta etapa su creatividad se manifestó con fuerza. Mientras cursaba sus estudios elaboró una impresora con legos para economizar la impresión de posters, formó parte de un equipo que construía vehículos solares, y hasta propuso a la universidad un proyecto de transporte en monorriel para reemplazar los autobuses.

Terminada su licenciatura, Larry continuó sus estudios en la universidad de Stanford. Fue precisamente allí, mientras estuvo en búsqueda de un tema para su tesis doctoral, que nacería el proyecto que le dio fama mundial. Si bien consideró varias opciones, terminó inclinándose por la temática del mundo web.

Así nació la idea de Google

El ordenar las páginas web según el número de enlaces que reciben es la idea que dio vida a Google; y Larry cuenta que llegó a su mente como una visión, en 1995. Se levantó en aquel entonces en medio de la noche, intrigado,y de inmediato comenzó a trabajar en la propuesta.

A partir de allí, Larry se dedicó diligentemente a su novedoso proyecto, que en breve atraería la atención de muchas personas. Entre ellas Sergey Brin, otro brillante estudiante de Stanford que le acompañaría en su trabajo desde entonces, y que le ayudaría a desarrollar el célebre algoritmo PageRank.

Era 1998 cuando Larry se dio cuenta de que su tesis tenía un gran potencial más allá de lo académico. El mismo año suspendería la universidad, y fundaría Google con Sergey Brin en Menlo Park, California. Larry asumió entonces el cargo de director ejecutivo.

Google creció a gran velocidad desde su fundación, especialmente en el año 2000, cuando comenzaron a vender sus célebres anuncios asociados a palabras clave. La empresa se mostró tan prometedora que consiguió un financiamiento de 50 millones de dólares en Sillicon Valley.

Sin embargo, las personas detrás de esta inversión presionaron a Larry a ceder el puesto de director ejecutivo, pues su experiencia no sería suficiente para la dimensión que estaba tomando la compañía. Eric Schmidt ocupó el cargo en 2001, mientras Larry pasaba a ser presidente de productos.

Bajo esta nueva organización, la empresa continuó creciendo exponencialmente; y cuando salió a bolsa en 2004, tuvoun éxito rotundo. Larry Page se convirtió en multimillonario antes de cumplir los 30, y su compañía no hizo más que mejorar e innovar durante los años siguientes.

Para 2011 Larry volvió ser el director ejecutivo, cargo que ejercería exitosamente gracias a su enfoque de liderazgo en la empresa. Se esforzó por mejorar los niveles de cooperación en el equipo,e impulsó las divisiones de la compañía y sus respectivos líderes a volverse más independientes.

Además, impuso su mentalidad "x10" cuya premisa era que los productos Google debían ser 10 veces mejores que los de la competencia; para ello, los sometía a una exigente evaluación hasta asegurarse de que no podrían ser igualados fácilmente.

Aún en 2013, habiendo cosechado ya bastantes éxitos, Larry afirmaba que todavía había mucho que mejorar. Esta mentalidad de constante superación sería una marca en su labor durante los años que siguieron, emprendiendo proyectos cada vez más ambiciosos.

Nuevos proyectos

El propósito de Google de organizar la información global y hacerla accesible ya no era suficiente para él. Se planteó entonces nuevas metas, como integrar inteligencia artificial para aumentar el valor del buscador; y no conforme con eso, empezó a invertir en otras industrias que consideró de alto impacto social.

Su carrera a partir de aquí daría un giro radical, Larry anunció en 2014 que delegaría gran parte de sus responsabilidades diarias en Google; y al año siguiente, abandonó por completo el cargo en la compañía para fundar Alphabet, en la que se desempeña a día de hoy.

Alphabet es un conglomerado de empresas, dentro del cual se encuentra Google y otras compañías tecnológicas como X, Fiber y Nest Labs. Los ingresos de Google permiten financiar los proyectos, que abarcan diversos campos y son administrados de forma independiente.

Como director ejecutivo de esta nueva empresa, cargo que mantiene en la actualidad, Larry ha hecho un esfuerzo por materializar ideas de gran impacto. Algo que caracteriza su visión en Alphabet es el pensamiento a largo plazo: no pretende emprender proyectos que dentro de 100 años sean irrelevantes.

En este sentido, ha trabajado en proyectos tan revolucionarios como sistemas de envíos a través de drones, distribuir internet en todo el planeta con globos aerostáticos, e incluso alargar la vida utilizando biotecnología. Además, retomó su antiguo interés por los sistemas de transporte y los vehículos autónomos a través de las empresas Waymo y SideWalk.

Gran labor como inversor

Por otro lado, Larry también ha desempeñado una generosa labor como inversor, ayudando a empresas tan revolucionarias como Planetary Resources, Kitty Hawk y nada menos que Tesla Motors.

En cierta ocasión confesó que dejaría toda su fortuna a Elon Musk antes que a organizaciones benéficas. Si bien Larry ha apoyado iniciativas sin fines de lucro desde 2005, a través de Google.org; considera que proyectos tan extraordinarios como llevar a los humanos a Marte, son también una forma de filantropía.

No cabe duda de que Larry Page ya ha cambiado el mundo notablemente, pues el impacto de Google ha sido determinante en nuestra era digital. Pero lo más fascinante es que su carrera aún no termina. Con 46 años, su deseo de inventar y aportar valor sigue vigente a día de hoy, y sus esfuerzos podrían llevarlo a un lugar aún más alto en la historia de la humanidad.



CLASE GRATIS: Empezar a Emprender AQUÍ

Sigue a EmprendeAprendiendo en su Instagram de @emprendeaprendiendo

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ