¿Sabes cuál es el perfume más vendido de la historia? El Chanel número 5 ya que cada 30 segundos se vende una unidad alrededor del mundo.

¿Te gustaría descubrir quién fue Coco Chanel y cómo cambió el mundo de la moda para siempre?

La infancia de Coco Chanel

Gabrielle Bonheur Chanel, más conocida por su seudónimo como artista Coco Chanel, nació el año 1883 en Saumur, una pequeña ciudad francesa.

Proveniente de una familia extremadamente pobre, con un padre que apenas era capaz de darle de comer y con una madre enferma, su infancia estuvo repleta de adversidades.

A la temprana edad de 12 años, tras la repentina muerte de su mamá, el padre la abandonó en un orfanato donde pasó gran parte de su adolescencia. Allí fue donde descubrió su gran talento: coser.

Naturalmente, ni la misma Coco Chanel se debía pensar que esa habilidad la convertiría en una de las personas más influyentes del siglo XX.

Tras cambiar el orfanato por un internado, en su búsqueda de libertad económica empezó a trabajar de dependienta en una mercería. Además, complementaba esa ocupación cantando en un local para los oficiales del ejército.

¿Cómo abrió su primera línea de ropa?

Aunque ni tenía buena voz ni contaba con un gran repertorio de canciones, el mundo de la noche le permitió conocer al primero de sus grandes amores, Étienne Balsan, un empresario del mundo textil. De hecho, fue ese burgués el que le descubrió el mundo de la moda.

Así fue como casi de la noche a la mañana Chanel dejó atrás el umbral de la pobreza y se convirtió en una dama que disfrutaba de todo aquello que el dinero era capaz de comprar.

A partir de ahí, cerca del mundo textil, dentro los círculos aristocráticos y con su habilidad con la aguja, fue cuando pensó que podría dar sus primeros pasos en el sector de la moda si Balsan la respaldaba económicamente.

Para demostrarle de lo que era capaz fabricó sombreros para las mujeres de las altas esferas que empezaron a venderse muy bien.

Sin embargo, el éxito de su propuesta de valor no convenció a su enamorado. Como consecuencia de ello, Chanel busco alternativas y así fue como conoció al que sería el gran amor de su vida, Arthur Boy Capel, un famoso jugador de polo inglés.

Al contrario que su anterior pareja, Capel sí confió en ella y en la venta de sus sombreros, que siguieron vendiéndose a gran velocidad.

Con su habilidad como costurera respaldada por la fama de un deportista de élite, Chanel consiguió vender sus productos tanto a las damas más refinadas de la sociedad como a los artistas. Gracias a que ese exquisito público confiaba en su arte sus productos ganaron un valor añadido.

Debido al triunfo de su emprendimiento, decidió dar otro paso más en la misma dirección y abrió su propia línea de ropa.

¿Sabías que fue Coco Chanel quién eliminó los incómodos corsés que llevaban las mujeres hasta principios del siglo XX?

¿Por qué influyó en el mundo de la moda?

Con el fin de apostar por vestidos cómodos produjo prendas sencillas y prácticas. En realidad, fueron esos tipos de vestidos los que en gran medida le permitieron esquivar la gran crisis económica que generó la Primera Guerra Mundial.

En periodos de combate entendió que los diseños tenían que ser confortables así que apostó por cubrir a las mujeres con vestidos sin cintura o con pantalones, lo que supuso una auténtica revolución en aquella época.

Pero no le duró mucho la alegría ya que poco tiempo después Capel puso punto y final a su amorosa relación.

Ese fue un duro revés para ella. ¡Imagínatelo, el amor de su vida la había abandonado!

A fin de mostrarse inquebrantable ante la opinión pública Chanel se cortó muchísimo el pelo y la gente quedó tan maravillada por su nuevo look que parecían haberse olvidado de su fracaso en el amor.

De hecho, ese peinado al estilo garçon se volvió tan popular que muchas mujeres se lo copiaron.

Definitivamente, Coco Chanel ya era toda una influencer mucho tiempo antes de la llegada de internet.

Y es que no solo consiguió sentar cátedra con su nuevo peinado sino que también sedujo nuevamente a Capel, que se rindió a sus pies. En realidad, la pareja vivió felizmente hasta que Capel murió en un accidente de coche dejándole en herencia una auténtica fortuna.

Con esa inyección de dinero decidió innovar y empezó una nueva línea de moda pero ahora trabajando con pellejo de conejo. Sin embargo, las estrategias comerciales de Coco Chanel no siempre fueren comprendidas por todos.

Y es que la piel de conejo era un material barato y sencillo. Realmente, esa elección sorprendió a los grandes modistas que no entendieron cómo un público tan exigente podía llegar a vestirse con esos pellejos.

No obstante, lo que desconocían esos sastres era que con esa maniobra empresarial fue capaz de bajar los precios y seducir a un tipo de cliente con muchos menos recursos.

Además, dirigiéndose a ese nuevo sector de la población, también creó el vestido corto de falda negra, lo que popularmente se conoció como el Ford de Chanel, porque se trataba de un vestido simple y con un precio accesible para todo el mundo.

El vestido Ford fue toda una revolución en la moda ya que las mujeres pasaron de llevar la falda por los tobillos a la altura de las rodillas.

Seguramente, más de uno debió de quedarse petrificado ante tal cambio.

El éxito del perfume

Pero sin lugar a dudas, el producto que la hizo más famosa fue el perfume Chanel número 5.

Rápidamente, esa fragancia compuesta por más de 80 ingredientes cautivó tanto a hombres como mujeres.

Tal fue así que incluso llegó a encandilar a la estrella de Hollywood Marilyn Monroe, que en una entrevista reconoció que, para dormir, con lo único que se cubría era con unas gotas de Chanel número 5.

A causa de esa campaña de marketing el perfume no tardó mucho en convertirse en uno de los más vendidos.

Por lo tanto, con unos productos excelentes tanto en el sector de la moda como en el de la perfumería, Coco Chanel se convirtió en una estrella de fama mundial.

De hecho, fue esa popularidad la que le llevó a cruzar el Océano Atlántico hasta Hollywood, para vestir a las estrellas más famosas tanto delante como detrás de las cámaras.

No obstante, tanto el crack del 29 en primer lugar como la Segunda Guerra Mundial en último le obligaron a cerrar muchas de sus tiendas. Pero no todo fueron malas noticias ya que en esa misma época también se enamoró de un diplomático alemán.

Puesto que ella vivía en Francia esa relación no se vio con buenos ojos por parte de las autoridades aliadas, y finalmente tuvo que exiliarse a Suiza, ya que la acusaron de colaborar con el enemigo.

Tras regresar de su exilio y pese a que seguía poseyendo una auténtica fortuna, a la edad de 71 volvió a trabajar.

Y no solo volvió a subir las personas de sus locales, sino que tan solo 3 años después de su regreso volvió a revolucionar el mundo de la moda, pero ahora vendiendo zapatos.

En el 1957 diseñó el legendario zapato de talón bajo de Chanel. Bañado generalmente de color beis, destacaba por lucir el color negro tanto en la puntera como en el talón, lo que provocaba un efecto visual que resaltaba las piernas de las mujeres haciéndolas parecer más altas.

Finalmente, a la edad de 87 años falleció en uno de los sitios más caros de la ciudad, en la suite del Hotel Ritz donde vivió durante varias décadas. Atrás quedaron aquellos tiempos de pobreza extrema que sufrió en su niñez y que logró superar tras emprender dejando una huella imborrable en el mundo de la moda.




ACCEDE AL CURSO: AQUÍ

Sigue a EmprendeAprendiendo en su Instagram de @emprendeaprendiendo

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ