¿Sabías que el director de cine Stanley Kubrick quiso llevar a la gran pantalla la historia de El señor de los Anillos protagonizada por los Beatles? Paul McCartney tenía que representar a Frodo, Ringo Star a Sam, George Harrison a Gandalf y John Lennon a Gollum, pero finalmente se rechazó la idea.

¿Como la historia de Tolkien ha llegado a convertirse en la tercera novela más vendida de todos los tiempos?

El señor de los Anillos es una novela fantástica escrita por J. R. R. Tolkien que fue publicada en 1954.

La obra narra una batalla del bien contra el mal protagonizada por un hobbit, que deberá dejar atrás la seguridad de su hogar y adentrarse al sitio más peligroso del mundo. Así, podría cumplir con la misión que le había sido encomendada; destruir un poderoso anillo para salvar a todo el planeta.

Tolkien empezó a escribir su obra más famosa casi por casualidad, tras el interés que despertó su precuela llamada El Hobbit, un libro que en un principio relató exclusivamente para sus hijos.

Resultó que El Hobbit traspasó las barreras familiares e impresionó tanto a una pequeña editorial australiana que, además de publicarlo, contrataron a Tolkien para que siguiera escribiendo historias basadas en ese universo. El escritor aceptó encantado y enseguida se puso manos a la obra, pero no sería hasta 12 años después de empezar que daría la novela por finalizada.

Y si crees que más de una década es mucho tiempo para escribir un libro tienes que saber que también dedicó 5 años más a revisarlo. Por lo tanto, entre redactar y repasar entregó un total de 17 años de su vida para que El señor de los Anillos por fin viera la luz.

Problemas para su publicación

A pesar de todo el fuerzo y tiempo dedicado, el trabajo de media vida casi termina en nada cuando a última hora la editorial, después de comprobar el considerable volumen de la historia, dudó de su publicación.

Tolkien no salía de su asombro. Tras dedicar su mejor esfuerzo en producir un gran producto ahora se podía quedar en la estacada. Finalmente, la editorial recapacitó y como ya sabrás decidió publicar el libro.

Cabe resaltar que, debido a la envergadura del relato y los pocos recursos de que se disponían después de la Segunda Guerra Mundial, se optó por dividir el libro en tres tomos y publicarlos con un año de separación entre ellos para así abaratar los costes.

Aunque el autor nunca estuvo de acuerdo con esa decisión, tuvo que aceptar a regañadientes. Sin embargo, siempre le molestó que el público definiera su novela como una trilogía.

A diferencia de lo que hoy se pueda pensar, cuando la novela salió a la venta la recepción no fue espectacular ni mucho menos. De hecho, hubo personas que criticaron la historia porque encontraban la lucha del bien contra el mal pasada de moda.

Sin embargo, con el tiempo la obra se fue haciendo un espacio en el mercado y cada vez había más lectores que quedaban fascinados por la imaginación de Tolkien, como por ejemplo el crítico literario del periódico británico The Sunday Times que llegó a escribir: “El mundo se divide entre aquellos que han leído El señor de los anillos y los que están a punto de hacerlo”.

Poco a poco, la novela fue despuntando y se ganó el favor mayoritario de los amantes de la lectura. Tal fue así que tanto en el Reino Unido como en Norteamérica se hicieron varias adaptaciones radiofónicas que aunque no destacaron mucho, sí que aumentaron la popularidad de la historia.

El universo de Tolkien cada vez ganaba más y más adeptos, y antes del año 2000 varias encuestas realizadas por compañías tan distintas como la cadena británica Channel4 o Amazon escogieron El señor de los anillos como el libro del milenio.

Sin embargo, el mayor boom de la obra llegó en el 2001 de la mano de Peter Jackson, cuando el director de cine decidió llevar la novela a la gran pantalla.

Antes de que se estrenara la primera película de la saga, La comunidad del anillo, el género fantástico generalmente estaba encasillado en historias fácilmente digeribles, con una moraleja final bastante obvia dirigida a un público más infantil.

Oportunidades de comercialización

No obstante, con la dirección de Peter Jackson todo cambió. Como ya lo hizo Star Wars en su tiempo con el género de la ciencia ficción, El señor de los anillos hizo lo propio y revolucionó el cine de fantasía haciendo llegar su historia a millones de espectadores.

Con un presupuesto de casi 300 millones de dólares la novela de Tolkien se convirtió en una obra maestra del cine consiguiendo ganar un total de 17 Oscars. Pero no solo fue excelente en el apartado visual sino que en el musical también lo bordó. De hecho, sus canciones estaban a tan alto nivel que gracias a ellas nació otra rama empresarial: proyectar las películas con la banda sonora original interpretada en directo.

Y esta no es la última forma comercial que ha adoptado la novela capaz de vender más de 150 millones de libros por todo el mundo. En 2017, El señor de los anillos volvió a ser el centro de todas las miradas cuando Amazon se hizo con el poder de sus derechos.

¿Cuánto han costado los derechos de 'El Señor de los Anillos?

La serie que se estrenará en 2021 será un spin-off de la franquicia y se centrará en explicar los hechos previos a La Comunidad del Anillo, el primer tomo en que fue divida la trama. De hecho, la compañía de Jeff Bezos pretende eclipsar la famosa serie Juego de Tronos convirtiendo la obra de Tolkien en la serie más cara de todos los tiempos con un presupuesto total 1000 millones de dólares.

Y seguramente, la plataforma de streaming Amazon Prime no será la última compañía que replicará la novela de El Señor de los anillos porque las buenas historias lo seguirán siendo a lo largo de los años, lo único que cambiará con el tiempo será la forma en que nos serán contadas.



ACCEDE AL CURSO: AQUÍ

Sigue a EmprendeAprendiendo en su Instagram de @emprendeaprendiendo

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ