Zara es famosa por inventar la moda rápida, pero una corriente opuesta podría tumbar su negocio. La empresa Uniqlo revolucionó la industria de la ropa en Asia con su concepto de moda lenta, y ahora está expandiéndose velozmente por el mundo.


¿Podría esta empresa superar a Zara y acabar con la moda rápida?


Uniqlo abriría su primera tienda en 1984, gracias a un joven japonés que revolucionaría la moda. Tadashi Yanai llevaba varios años trabajando como sastre con padre, y sintió que podía ayudar a su país mejorando la ropa.

Los comercios de entonces llevaban décadas vendiendo la misma ropa tradicional japonesa, y Tadashi quería cambiar esto. Creía que para que Japón avanzara, su gente necesitaba avanzar primero su ropa, con lo que empezó a vender ropa casual al estilo de Occidente.

La idea de Tadashi era que esta ropa fuera accesible para gente de cualquier nivel, pero que esto no hiciera perder su calidad. Uniqlo iba a vender ropa barata, pero no iba a competir por precio, sino por la calidad y utilidad de sus prendas.

El concepto que Tadashi introdujo en la ropa japonesa gustó bastante a la gente, que empezaría a comprar frecuentemente en sus tiendas. Ni siquiera la crisis japonesa de los 90 frenó su crecimiento; le hizo muy popular al suponer una opción de bajo coste y de calidad para los japoneses.

Uniqlo no paraba de crecer, y pronto externalizaría su producción a China. Pero mantener bajos precios con una buena calidad es algo difícil de conseguir, más aún en una industria como la ropa.

¿Cuál era el secreto de Uniqlo para lograrlo?

Tadashi tenía claro que no quería caer en la tendencia de la moda rápida de Occidente. Empresas como Zara se basaban en la escasez de prendas y en sacar nuevos diseños cada pocas semanas. La filosofía de Tadashi era muy diferente, y sería la base de la moda lenta.

Uniqlo no vende moda como tal, sino ropa que mejore el día a día de la gente. Su foco se encuentra en la ropa básica que perdura en el tiempo, la cual le permite fabricar prendas de forma masiva y de mucha variedad de colores.

Piénsalo de esta forma. Zara y las tiendas de moda rápida tienen que sacar diseños nuevos cada poco tiempo, con lo que no pueden permitirse fabricar muchas prendas. Tienen que tener un control exhaustivo de la demanda, y habitualmente fabricar algo menos para asegurarse de vender todo.

Uniqlo en cambio, hace lo contrario. Al producir prendas que no pasan de moda, la empresa puede fabricar mucha ropa de golpe que le permita reducir costes, aprovechando las economías de escala.

Esta ropa básica sigue siendo bonita y de calidad, pero puede permanecer en las estanterías durante 1 o 2 años antes de ser sustituida.

Esto también le permite a Uniqlo fabricar mucha variedad de colores de un mismo diseño de prenda, con la seguridad de que a largo plazo se venderá todo. Además, su ropa tiene como prioridad ser funcional y cómoda, habitualmente con prendas unisex que atraen por igual a hombres y mujeres.

¿En qué pilares se basa Uniqlo?

Este modelo de negocio a largo plazo requiere de una importante planificación previa y para ello Uniqlo se basa en dos pilares.

El primero consiste en investigar tendencias de moda que tengan el potencial de permanecer en el largo plazo, convirtiéndose así en ropa básica. La clave es no coger estas tendencias demasiado pronto por el riesgo de que sean pasajeras, pero tampoco demasiado tarde para aprovechar al máximo su duración.

Y su segundo pilar es la belleza funcional, que se observa tanto en su ropa como en la distribución de sus tiendas. Los establecimientos de Uniqlo muestran a la ropa de forma organizada, con patrones artísticos racionales que transmiten la cultura japonesa.

Esta organización llena de color es un estándar en todas las tiendas de Uniqlo, y hace que la experiencia de comprar allí sea completamente diferente a otras tiendas de ropa.

Además, las prendas de Uniqlo están diseñadas para el día a día, y evitan caer en tendencias oscuras y excéntricas. Sin embargo, esto no ha impedido que colaborasen con diseñadores famosos, o incluso con marcas como Disney, Nintendo o Hello Kitty.

El éxito de Uniqlo también esconde una historia de fallos, y Tadashi Yanai ha fracasado en mas de una ocasión

El crecimiento que Uniqlo había tenido en Japón llevó a la compañía a expandirse a nivel mundial, pero Tadashi fue demasiado rápido. Sus tiendas en China y Norteamérica no traían los suficientes beneficios, y su primera expansión en Europa resultó en un desastre.

De hecho en 2001, Uniqlo trataría de abrir 20 de tiendas en Reino Unido, y apenas dos años más tarde cerraría casi todas ellas. Pero Tadashi era una persona que veía en cada fracaso una oportunidad para aprender y hacerse más fuerte, y así hizo esta vez.

Apenas unos años más tarde Uniqlo se expandiría de nuevo por el mundo, y en esta ocasión tendría un gran éxito. Incluso en Reino Unido volvería a construir nuevas tiendas de forma más calculada, que ahora sí atraerían a la suficiente gente.

De hecho, en 2017 Uniqlo contaba con más de 2000 tiendas, y continuaba expandiéndose por otros países. Ese mismo año llegó a Barcelona, en España, la tierra que había visto nacer a Zara.

Y es que para 2020 Uniqlo se ha propuesto convertirse en la compañía de ropa más grande del mundo, y superar a Zara y H&M en ventas.

Quién sabe si sus precios y su ropa de calidad serán suficientes para lograrlo, pero si algo está claro, es que la moda lenta ha llegado para quedarse.


Lecciones principales:

Trabaja para alguien de tu industria: antes de emprender es interesante trabajar primero para una empresa de ese sector, como hizo Tadashi con su padre. Es la mejor forma de aprender cómo funciona, sus problemas y lo que se podría mejorar en un nuevo emprendimiento.

Encuentra tu factor diferenciador: la experiencia de comprar ropa en Uniqlo es completamente distinta a la de otras tiendas, y esto crea un fuerte vínculo con la marca. Si somos iguales a la competencia y nada nos destaca de ella, la gente no nos recordará.

El fracaso es un aprendizaje: Tadashi falló numerosas veces cuando se quiso expandir por el mundo, pero no dejó que esto le frenara. Con cada fracaso analizaba y aprendía sobre sus acciones, y al final acabó teniendo éxito.


Aprende de las mejores mentes emprendedoras en los Audios de Mentalidad de Emprendedor. Haz click Aquí para acceder al curso.

SÍGUE A EUGE EN SU INSTAGRAM

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo