Cada día son más los 100 000 vuelos que compañías como Ryanair o EasyJet realizan alrededor del mundo, ¿pero te has preguntado quién fabrica sus aviones?

Boeing es de hecho el mayor fabricante de aviones del planeta, pero su historia está llena de obstáculos que ha tenido que superar para llegar a donde se encuentra. ¿Te gustaría
conocerla?

Al comienzo del siglo XX, el mundo era un lugar mucho más grande del que es ahora. Viajar a otros países costaba días enteros, ya que los barcos y carromatos eran demasiado lentos.

Todo esto empezó a cambiar cuando en 1903 los hermanos Wright consiguieron hacer volar el primer avión de la historia, suceso que marcaría la vida de William Boeing una década después.

Resulta que William estaba volando una de las avionetas de madera que había en esa época, cuando tuvo un accidente y la estrelló.

La compañía donde la compró le dijo que las piezas para repararla no estarían disponibles hasta varios meses después, lo cual frustró mucho a William. Fue en ese momento cuando William se dio cuenta de que con sus conocimientos de ingeniería podía fabricar un avión por sí mismo, creando en 1916 la compañía Boeing.

Cambio de modelo de negocio

Apenas un año después de crear Boeing, el gobierno estadounidense entró en la Primera Guerra Mundial contra Alemania. Esto supuso una gran oportunidad para los fabricantes como Boeing, quienes empezaron a vender una gran cantidad de aviones para que las fuerzas armadas se entrenaran.

Cuando el conflicto acabó en 1918, la demanda de estos aviones cayó en picado, y muchos de los pedidos se cancelaron. El gobierno empezó a revender los aviones que había comprado, y muchas compañías que los fabricaban acabaron quebrando.

Sin embargo, Boeinghizo un cambio en su modelo de negocio al ver esta situación, y empezó a vender muebles de madera mientras el mercado se recuperaba. La compañía seguía teniendo pérdidas y hasta el propio William tenía que poner de su bolsillo, pero la compañía siguió sobreviviendo.

Aviones comerciales y militares

En los años siguientes, Boeing empezaría a fabricar aviones comerciales para apoyar sus ingresos, y pronto volvería a los militares. El fin de la guerra no había acabado con la demanda militar, ya que las tensiones producidas por el auge de los movimientos fascistas eran cada vez más evidentes en Europa.

Boeing comenzó a fabricar de nuevo aviones militares más robustos y metálicos, que el gobierno estadounidense compraba en gran cantidad. Para cuando estalló la II Guerra Mundial, Boeing llegaba a fabricar más de 350 aviones militares al mes. Pero la guerra llegó unos años después a su fin, y el bajón de la demanda pasó factura a Boeing.

Este suceso volvió a repetirse más adelante con su demanda en aviones y misiles tras la Guerra Fría, o con los cohetes que fabricaba al acabar la carrera espacial de los 60.

Uno de sus peores desastres ocurrió al finalizar la Guerra de Vietnam, que coincidió con la crisis estadounidense de los años 70 y obligó a Boeing a despedir a más de 60 000 trabajadores.

¿Cómo Boeing se convirtió en el gigante que es ahora?

La compañía sabía que algo estaba fallando en su modelo de negocio, ya que no paraba de sufrir los cambios de demanda de los aviones comerciales y militares. Y fue tras este suceso que la compañía se dio cuenta de algo que haría que se convirtiera en el gigante que es ahora.

Resulta que Boeing se percató de que la demanda cíclica de aviones comerciales y militares estaba inversamente relacionada.

En tiempos de guerra y conflicto, los vuelos comerciales se ven drásticamente reducidos, ya que la gente no se siente segura volando a otros países y la demanda cae en picado. En cambio, debido precisamente a la situación conflictiva, el gobierno requiere de más aviones militares, y por ello su demanda aumenta.

Cuando la guerra acaba y vienen tiempos de paz, la demanda vuelve a invertirse. Los aviones militares dejan de hacer falta y la gente se siente más segura volando, aumentando sus viajes y la demanda de aviones comerciales.

Y esto no ocurre solo en tiempos de guerra, sino que situaciones conflictivas como el terrorismo también le afectan.

La demanda de aviones comerciales por ejemplo cayó en picado tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, al tiempo que la demanda en aviones militares se disparaba. En cambio, durante la administración de Obama esta tendencia volvió a invertirse.

A sabiendas que esta demanda es cíclica y que en el mundo los tiempos de paz y guerra se van turnando, Boeing decidió fabricar grandes cantidades de ambos tipos de aviones como reserva.

Ventajas de su demanda cíclica

En el caso de que estalle un conflicto por ejemplo, Boeing no solo fabrica aviones militares, sino que también fabrica aviones comerciales para que en cuanto acaben las tensiones sea el primero en satisfacer la demanda.

Y lo mismo hace fabricando muchos aviones militares en tiempos de paz, vendiéndolos al gobierno estadounidense nada más comenzar el conflicto.

De hecho, Boeing también fabrica aviones militares para el extranjero, de forma que no dependa únicamente del Pentágono. Alrededor de la mitad de los aviones comerciales activos en todo el mundo fueron construidos por Boeing, pero la proporción de aviones militares fabricados por él es aún mayor.

Y la empresa no solo se ha quedado con esta mejora, sino que continuamente está innovando su modelo de negocio para aprovechar los cambios de demanda.

Otro ejemplo de ello fue su creación de la unidad “Global Services” en 2017, que se dedica a dar servicios de mantenimiento para los aviones. Si las aerolíneas no están comprando aviones nuevos, es porque están utilizando los viejos que ya tienen, los cuales necesitan mantenerse y repararse.

De esta forma, cuando la demanda de aviones es alta, Boeing aumenta su producción y los vende para ganar dinero. Y si hay muchos en circulación y no se piden tanto, será el mantenimiento de los ya vendidos lo que impulse a la compañía, con una estrategia totalmente enfocada en el largo plazo.

Y es que Boeing no ha parado de reinventarse, más desde que en 1997 se fusionara con McDonnell Douglas y se convirtiera en el mayor fabricante de aviones del mundo

Desde ese momento su único verdadero competidor ha sido la europea Airbus, que junto con Boeing han protagonizado un duopolio en la fabricación de aviones.

Otras compañías estadounidenses y europeas no fueron capaces de competir con ellos, y con el tiempo acabaron dejando el mercado. Además, las fuertes barreras de entrada de esta industria impiden a nuevos competidores rivalizar con ellos, especialmente por el coste que fabricar aviones requiere.

Y Boeing no solo quiere dominar el cielo, sino que ya tiene planes por conquistar el espacio, compitiendo con rivales como SpaceX en la carrera por llegar a Marte.

La compañía no para de invertir en centros de investigación de aeronáutica para desarrollar cohetes más eficientes, al tiempo que continúa diseñando nuevos aviones más rápidos, que lleguen a ser totalmente eléctricos y autónomos.

Sin lugar a dudas, Boeing es una compañía que ha sabido aprovechar sus obstáculos para hacer que jueguen a su favor, y no ha parado de innovar para llegar a donde está ahora. Los ciclos de demanda ya no le suponen un problema, y la conquista del cielo y el espacio son ahora sus mayores objetivos.

Lecciones principales:

Oportunidades de negocio en los problemas : William tuvo un accidente de avión antes de que fundara su empresa, y se sintió frustrado al ver lo que tardarían en repararlo. Esto le dio la idea de empezar a fabricar sus propios aviones, e igualmente de los problemas nosotros podemos crear negocios.

Un producto no es una empresa : Boeing dependía al principio demasiado de sus aviones militares, y esto le pasaba factura cuando su demanda bajaba, De ahí que empezara a vender aviones comerciales, cohetes etc., y de la misma forma diversificar los productos en nuestro negocio nos puede ahorrar problemas.

Enfócate en el largo plazo : Boeing sufrió las consecuencias de vender en el corto plazo por los ciclos de demanda, así que decidió cambiar su estrategia. Empezaría a fabricar aviones comerciales en tiempos de conflicto y viceversa, previniendo el cambio, e invertiría en su unidad de servicios por el mismo motivo.


Empieza Tu Negocio Digital AQUÍ

Sigue a Euge en su Instagram de @euge.oller

Datos curiosos sobre empresas y emprendedores en nuestro instagram de @emprendeaprendiendo

Más blogs AQUÍ